La esperanza es que las piscinas estén listas para el verano de 2020

Los avances en la construcción de una piscina municipal en el polideportivo entre Mazarrón y Puerto de Mazarrón han sido lentos, pero este miércoles se ha dado un paso más con la firma del rediseño de la fase 1 de las obras.

Los planes incluyen dos piscinas al aire libre, una para clases y otra para uso general, así como un edificio con vestuarios, aseos y duchas, una sala médica y de primeros auxilios y un café-bar, y se prevé que la construcción durará ocho meses. La mayor de las dos piscinas, la de uso general, tendrá una longitud de 25 metros y una anchura de 16,5 metros, mientras que la más pequeña mide 16,5 metros por 6 metros, y el coste total del proyecto está presupuestado en exactamente 1.095.318,80 euros (más IVA).

Por ello, según la alcaldesa en funciones, Alicia Jiménez -ya sea que continúe en el cargo después de las elecciones municipales del 26 de mayo, que se celebrarán el sábado- confía en que este año sea el último en que se celebren los cursos municipales de natación de verano en la escuela Siglo XXI, en las afueras del Puerto de Mazarrón. Hay que recordar, sin embargo, que cuando los planes para la nueva piscina se dieron a conocer originalmente en febrero de 2018, se esperaba que el proyecto estuviera terminado en mayo de este año.

Mientras tanto, todavía no se ha encontrado ninguna solución para la creación de una piscina municipal cubierta: el proyecto de cubierta retráctil de la antigua instalación sigue estancado a la espera de los resultados de una investigación sobre las deficiencias de la cubierta retráctil, y este es el caso desde 2015.

Dejar una respuesta