Las mejores alternativas para que nuestra mascota duerma y los tipos de bebederos que mantienen el agua más fresca.

Cuando llega una mascota nueva a casa o si ya tenemos una, debemos de asegurarnos que reciban el cuidado adecuado. Tanto elegir las camas donde dormirán nuestros animales, hasta cuidar de la calidad del agua, es fundamental para su correcto desarrollo. Actualmente, hay muchas alternativas en este sector y cada vez se mejoran los materiales y se hacen más funcionales los artículos para nuestros animales.

Bebederos para perros

Es necesario mantener limpia el agua de nuestras mascotas para cuidar su salud, por lo cual hay que cambiar el agua constantemente para evitar la acumulación de bacterias. Respecto a qué bebederos utilizar, hay accesorios para que beban los perros de diversas medidas y materiales. Entre los cuales podemos elegir:

Bebederos de acero inoxidable: los cuales son bastante resistentes y pueden estar en contacto con el suelo incluso en los días de lluvia, sin oxidarse. Adicionalmente se pueden encontrar algunas versiones con ganchos para colocar colgados en una determinada altura, dependiendo del tamaño del perro. Estos bebederos deben colocarse un poco más abajo para que sea más cómodo para el animal tomar agua. Debemos tener cuidado en verano, de que no estén recibiendo sol directo, ya que se pueden calentar.

Algunas versiones traen su propio soporte, ajustable de forma que nuestra mascota pueda tener una buena postura al beber y comer.

Bebederos con autollenado: si no tenemos tiempo para cambiar constantemente el agua de nuestras mascotas, lo mejor es elegir un bebedero con autollenado, de esta forma el agua se mantendrá limpia por más tiempo, ya que este tipo de bebedero tiene una botella o recipiente que contiene agua, y a medida que el perro o gato vaya consumiendo el líquido durante el día y se vaya vaciando la taza, el contenedor de agua limpia, repondrá el agua gastada, manteniendo así el nivel de agua constante.

Bebederos automáticos: dependiendo del diseño, se pueden encontrar bebederos que vayan conectados al suministro de agua, lo cual evita por completo el tener que colocarle agua a las mascotas, sin embargo, debemos de mantener igual la limpieza del mismo y estar pendientes que siempre dispongamos del servicio de agua.

Otra opción a considerar y una de las mejores aunque más costosa, son los bebederos automáticos estilo fuente de agua, los cuales evitan la aparición de malos olores y mantienen el sabor del agua fresca, además de que el movimiento anima a las mascotas a beber. Además, poseen filtros de carbón activado para eliminar bacterias y otras sustancias, y la circulación constante mantiene el agua refrigerada, ideal para evitar que se caliente en verano.

Camas para perros

Cuando tenemos pensado elegir una cama para perros, podemos ponernos más creativos, también depende de la estación del año en la cual nos encontremos; por ejemplo, en primavera-verano, los perros preferirán dormir en camas de materiales frescos. Es necesario que las camitas para perritos sean del tamaño adecuado, más grandes que nuestras mascotas; y si es una mascota pequeña, hay que tener en cuenta el tamaño aproximado que se estima que será de adulto. Estas camas pueden ser de varios estilos, entre los que podemos encontrar:

  • Las camas cubiertas: ofrecen más abrigo y resguardo para las mascotas. También encontramos las casas de tela estilo iglú que mantienen una temperatura confortable durante las temporadas frías y, generalmente, tienen un suave acolchado de espuma. Además de este estilo, están las cunas covers, las camas tipo cubo de espuma y las cunas estilo cúpula.
  • Las cunas tipo cojín: son un poco más frescas que las anteriores, de apariencia parecida a la colchoneta y más ligeras. Algunas cuentan con una capa de viscoelástico para mayor comodidad de nuestra mascota.
  • Las camas de polipiel: son impermeables, por lo cual son más fáciles de limpiar, aunque también podemos colocarle una manta para que su superficie sea más cómoda para los perritos.

Las cunas de plástico: necesitamos ponerles cojines o mantas acolchadas, la ventaja es que podemos cambiarle el diseño cuando queramos, cada vez que coloquemos una manta nueva, y que son muy fáciles de lavar.

Dejar una respuesta