Siguen sumando la cantidad de accesorios para los populares cigarrillos electrónicos, esta vez con toda una gama de productos destinada exclusivamente a la apariencia, con líquidos carentes de nicotina y fragancias con sabores y olores más intensos.

Es de esperar, que el alcance de estos productos se supere constantemente, ya que cada vez logran ofrecer presentaciones con un mejor acabado, menor consumo energético, diseños más portátiles y productos mucho más concentrados, para una creciente cantidad de usuarios que busca sólo lo mejor.

Los vapeadores en la actualidad

Para quien no conoce sobre los vapeadores, debe saber que en principio son alternativas para abandonar el cigarrillo tradicional. Estos productos tienen un mecanismo alternativo que provee de vapor de nicotina, para de esta manera, reducir progresivamente tanto la ansiedad como las grandes dosis de sustancias tóxicas a la que es expuesta el organismo con el consumo de tabaco.

La popularidad creada en la actualidad, básicamente otorgada por quienes hacen uso de estos inicialmente ostentosos artículos, ha hecho que los usuarios se inicien en el cigarrillo electrónico directamente, y lo adopten como un artículo de identidad social o estatus.

El hecho es, que gracias al impacto social, los fabricantes han visto en los accesorios una ventana para vender mayor cantidad de productos, y permitirse experimentar con todo tipo de efectos para satisfacer a un público joven que constantemente se encuentra en la búsqueda de nuevas sensaciones, fragancias y sabores, pero sin perder el propósito natural del vapeador.

Entonces, ahora es posible encontrar artículos y accesorios que logran satisfacer a diferentes tipos de público, y solamente por eso, existe una vasta cantidad de opciones para escoger, que cada año se amplía.

E-líquidos para los vapeadores

A la hora de comprar claromizadores en enspirar.es, es imposible no pasearse por el listado de e-líquidos disponibles, la inmensa variedad permite que cada categoría de cigarrillo electrónico pueda abastecer sin mayor problema a cada tipo de usuario.

Para empezar, es posible encontrar cantidades de líquido que parten de los diez mililitros hasta los sesenta mililitros, esa cantidad permite que con el claromizador más grande (con capacidad para 2 ml) pueda disponerse de al menos treinta recargas, o con el más pequeño (con capacidad de 1 ml) se cuenten al menos sesenta recargas.

El aspecto verdaderamente importante yace en la carga de nicotina presente en cada mililitro de líquido, que parte desde 0 hasta 24 mg, eso con el objetivo de que los que no desean consumir nicotina no tengan que hacerlo, o lo hagan en muy poca cantidad. Teniendo en consideración que para una carga de 24 mg se habla de una persona que fume por encima de los 30 cigarrillos al día, es decir más de una cajetilla.

La diferencia del vapor

Es un hecho que el cigarrillo convencional, aparte de la nicotina, tiene otras características igual de perjudiciales para el cuerpo y una de ellas es el humo, éste es capaz de adherirse a la ropa tanto como a los pulmones, sin mencionar que tarda más tiempo en salir del organismo.

Es aquí donde el vapor tiene un gran punto a su favor, ya que por ser mucho más denso que el humo (incluso más que el aire), logra causar un impacto considerablemente menor en el cuerpo, así como un tiempo de permanencia mucho más bajo.

Portabilidad

Los cigarrillos electrónicos dependen de dos aspectos, la carga de su batería y la cantidad de líquido en la cámara. Los diseños existentes permiten mantener un balance entre la duración de la batería y el líquido, aunque es posible modificarlos para que puedan ofrecer mayor cantidad de vapor o menor consumo de energía por accionamiento, todo eso depende del claromizador y de la batería.

En el caso de los claromizadores, puede hacerse pequeños cálculos para determinar la cantidad de consumo al día y la cantidad de veces que se requiere recargar la batería. Aunque los usuarios regulares son capaces de consumir hasta dos recargas al día (unos 4 ml de líquido aproximadamente), a razón de un día de carga de la batería. Es por eso que difícilmente sea necesario salir de ese margen, aunque también puede contarse con líquido suficiente como para 3 días y una carga que dure más de 4 días.

Estos artículos son por completo personalizables,al estilo y nivel de consumo de cada usuario, y por suerte, los proveedores garantizan un servicio especializado para dar con la solución que mejor se adapte a cada uno de ellos.

Dejar una respuesta