Para tener una vida saludable se deben tomar ciertas precauciones, una de las más importantes es tener un seguro médico que permita recibir una buena atención odontológica para tener una dentadura sana o asistir a un médico cuando es necesario. 

Cuidar la vista, consultando un especialista cuando se note alguna sequedad en los ojos. Convertir algunas buenas costumbres en hábitos saludables, como disfrutar de una sauna al menos dos veces a la semana, es muy beneficioso porque permite un excelente descanso y relajación. 

Los seguros médicos ambulatorios resultan una opción que ofrecen varias ventajas a quién los contrata

Existen empresas que ofrecen un seguro médico ambulatorio, osea que atienden distintas especialidades por consultorio, lo que permite a dicho paciente acceder a consultas en medicina general, diversas especialidades médicas, quirúrgicas y a diagnósticos. 

Este tipo de seguro puede contratarse con o sin copago, es a elección del paciente. Incluye, además, lo siguientes servicios:

  • Asesoramiento pediátrico y médico por teléfono las 24 horas.
  • Asesoramiento nutricional y psicológico por vía telefónica.
  • Medicina preventiva como puede ser una revisión ginecológica o un diagnóstico precoz de cáncer de mamas, colon o urológico.
  • Consultas en especialidades como ginecología, traumatología, o cardiología entre otros. 
  • Acceso a medios de diagnósticos, como mamografías, análisis y TAC. 

Los asegurados a estas empresas cuentan con algunos beneficios adicionales, como el de las vacunas contra el virus del papiloma humano, que es gratuita para niñas de 11 a 18 años de edad. 

Aplicar técnicas para evitar el sarro previene problemas futuros en la dentadura

El sarro es una fina capa calcárea que se va adhiriendo a la base de los dientes como consecuencia de los restos de alimentos y las bacterias. Al no poder ser eliminada por el cepillado normal de los dientes, se va acumulando, y cuando esa placa bacteriana es muy densa, se debe acudir a un odontólogo para que pueda eliminarla por medio del tratamiento que él considere adecuado. 

El sarro en los dientes es un problema que, además de ser antiestético, es perjudicial para la salud del diente por que acumula bacterias. La limpieza del sarro la debe realizar un dentista, hay distintos métodos para ello y el profesional decide cuál es el más apropiado. Una vez realizada la limpieza, es conveniente aplicar técnicas que prevengan nueva acumulación de sarro en la dentadura. 

El cepillado correcto es muy importante, como mínimo dos veces al día, y principalmente por la mañana al levantarse. Un buen compañero del cepillo dental es el hilo dental, y es recomendable utilizarlo todos los días, para la eliminación de cualquier resto de alimentos que pueda quedar después del cepillado.

Practicar una buena dieta puede ser de mucha utilidad para evitar la formación de placa bacteriana. Las dietas azucaradas son un buen alimento para las bacterias, y favorece que la placa bacteriana se solidifique. El tabaco y el café ayudan a que los dientes se manchen, por lo que es preferible evitar su consumo.

La sequedad en los ojos indica la necesidad de consultar con un oftalmólogo

Hay muchas personas que sufren del síndrome de Sjögren o el ojo seco severo, que es otra forma de nombrarlo. Es una enfermedad autoinmune que se asocia con los ojos secos. Puede incluir fatiga severa, dolores crónicos, y daños en órganos principales. El 90% de las personas a las que se les diagnostica la enfermedad son mujeres, y los síntomas aparecen en la mayoría de los casos, después de la menopausia.  

Generalmente quién hace el primer diagnóstico de esta enfermedad es el oftalmólogo, además de tratar el problema de ojo seco, indicará un análisis de sangre para poder derivar al paciente. 

Cuando se tenga este problema en los ojos, es conveniente hacer una consulta a un especialista. El oftalmólogo recetará unas gotas para utilizar en los ojos, e indicará algunos ejercicios para evitar el cansancio en la vista. 

Ir a la sauna de forma periódica es beneficioso para el organismo

Someter al cuerpo a extremos de calor y frío permite eliminar muchas toxinas que son perjudiciales para la salud. Éstos son los beneficios de la sauna que inciden directamente en la salud del cuerpo. Las saunas más elegidas, que son también las más recomendables, son las tradicionales de madera y las de infrarrojos. 

Algunos beneficios que brindan son los siguientes:

  • Reforzar el sistema autoinmune.
  • Disminuir los riesgos de una enfermedad cardíaca y coronaria.
  • Favorece la relajación muscular y a tener menos dolores articulares. 

Es recomendable realizar dos sesiones de sauna semanales, y cuanto más largas sean estas sesiones, más beneficios brindan, pues permiten mejorar la calidad del sueño y regular la insulina para prevenir la obesidad. 

Dejar una respuesta