Una queja muy común, el dolor de estómago puede representar un cuadro de malestar puntual y sin gravedad, así como también puede ser un signo de enfermedades más graves.

A menudo acompañados de vómitos o acidez estomacal, estos dolores pueden estar asociados con alimentos, estilo de vida o enfermedades que requieren atención y control médico. Entender:

¿Qué puede ser dolor de estómago?

Dolor Abdominal, Dolor, La Apendicitis, La Hinchazón

Las condiciones que tienen como síntoma el dolor de estómago pueden ser varias. A continuación se presenta una lista de algunas de las afecciones más comunes:

Cáncer de estómago

Otra causa es el cáncer de estómago, especialmente si la manifestación está acompañada de pérdida de peso inexplicable y vómitos con sangre. En este caso, es bueno buscar un médico lo antes posible, ya que el diagnóstico precoz aumenta las posibilidades de curación.

Diarrea

Además de ser un síntoma de gastroenteritis -inflamación del tracto digestivo-, la diarrea puede causar dolor de estómago severo y debe ser tratada con hidratación y descanso. Si no hay mejoría, lo ideal es buscar atención médica.

Gases

Asociados con una mala digestión, los gases pueden causar dolor de estómago similar al del estómago, así como una mayor dificultad para digerir los alimentos.

Gastritis o úlceras

El dolor de estómago puede representar otras afecciones, como gastritis y úlceras. En este caso, también puede haber una asociación con la bacteria Helicobacter pylori, que infecta la mucosa del órgano.

Infarto

Uno de los síntomas de un ataque cardíaco es el dolor en la boca del estómago. Aunque no es muy común, esta manifestación es posible incluso sin la presencia de dolor en el pecho.

Los ancianos, los obesos, las personas con diabetes y los fumadores tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas, por lo que es mejor acudir a un servicio de urgencias si las molestias se agravan.

Intoxicación alimentaria

La intoxicación alimentaria presenta características como fuertes dolores de estómago, vómitos e incluso fiebre. En este caso, lo ideal es buscar una sala de urgencias para realizar el tratamiento adecuado.

Medicamentos

Algunos medicamentos, como los antiinflamatorios, pueden ser muy irritantes para el sistema digestivo porque tienen el poder de alterar la flora intestinal y eliminar la capa de protección del estómago.

Se recomienda que el consumo de estos fármacos nunca se haga con el estómago vacío y, para prevenir el dolor en personas más sensibles, es posible tomar protectores gástricos.

Pancreatitis

Cuando la incidencia es constante, la causa del dolor de estómago puede variar desde la pancreatitis -inflamación en el páncreas, órgano con función hormonal y digestiva- hasta condiciones más severas. En este caso, generalmente se asocia con vómitos, estreñimiento e hinchazón.

Cálculos en la vesícula biliar

La presencia de cálculos biliares puede causar dolor en la boca del estómago, que generalmente se refleja en la espalda.

Reflujo

Generalmente, el dolor puede estar asociado con el reflujo gastroesofágico, una enfermedad en la cual el ácido estomacal regresa al esófago. La incomodidad puede aparecer poco después de comer o incluso cuando el individuo está en reposo. Es necesario evitar los alimentos que irritan aún más el sistema digestivo y buscar consejo médico.

¿El dolor de estómago puede ser un embarazo?

Aunque es muy común durante el embarazo -ya que hay presencia de gases estomacales en este período, gracias a las adaptaciones del cuerpo-, el dolor de estómago no es, individualmente, un síntoma de embarazo.

Aquellos que esperan un niño deben comer porciones más pequeñas y dar preferencia a los alimentos ligeros, además de evitar la ropa que puede traer más molestias. Como el dolor no se detiene, es importante hablar con el obstetra responsable para recibir orientación sobre cómo proceder.

Dejar una respuesta