Los visitantes británicos representaron casi el 25 por ciento del total de mayo

El verano pasado fue relativamente decepcionante para el sector turístico internacional de la economía española -el número de visitantes extranjeros fue menor que en 2017, tanto en julio como en agosto- y, tras un invierno más positivo, los datos de mayo de 2019, que fueron publicados el martes por la mañana por la unidad central de estadísticas del Gobierno, mostraron un descenso interanual -el primero en nueve meses-, lo que sugiere que se vislumbra una tendencia similar para los próximos dos meses.

El total de 7,95 millones de visitantes representa una disminución del 1,6 por ciento con respecto al quinto mes de 2018, aunque, como siempre, la mayor fuente de estos turistas fue el Reino Unido, con 1,98 millones. Esto es un 0,3 por ciento menos que en mayo de 2018 y equivale al 24,9 por ciento del total general, una proporción significativamente mayor que en los dos meses anteriores.

Las cifras más altas después del Reino Unido se refieren a los visitantes de Alemania (1,08 millones tras una caída del 8,8 por ciento) y Francia (1,02 millones tras un descenso del 10,7 por ciento), mientras que otros resultados notables incluyen un aumento de casi el 35 por ciento en el número de personas que llegan de Rusia y una disminución del 31 por ciento en la cifra de Suiza. Las cifras relativas a Escandinavia siguen siendo inferiores a las de 2018, ya que en abril se registró una caída del 8,8 por ciento hasta 424.000.

Las principales características del desglose por regiones son las disminuciones interanuales en todas las principales regiones de turismo costero, excepto Andalucía, parcialmente compensadas por un aumento del 14,4 por ciento en la región de Madrid.

Subrayando la importancia del mercado británico para el sector, en mayo el Reino Unido fue la principal fuente de visitantes en Andalucía (29,7 por ciento del total de turistas extranjeros), Baleares (31,7 por ciento, ligeramente por delante de Alemania), Canarias (44,5 por ciento) y la Comunidad Valenciana (35 por ciento), y el segundo mercado más importante de Cataluña (12 por ciento).

Al mismo tiempo, el gasto de los visitantes extranjeros en España en mayo fue sólo un 0,5 por ciento superior al del quinto mes de 2018, con 8.195 millones de euros, mientras que la contribución a la economía española de los procedentes del Reino Unido aumentó un 1,8 por ciento. El gasto medio diario de los británicos fue un saludable 14,2 por ciento superior al del año anterior, a 141 euros por persona, pero esto se vio contrarrestado por una estancia media un 10 por ciento más corta que la del año pasado, a 6,6 días, lo que dio como resultado un aumento del gasto medio total por persona del 2,1 por ciento.

Dejar una respuesta