Fernando López Miras espera el resultado de una segunda votación en el Parlamento el jueves

El camino por el que Fernando López Miras, del PP, espera ser reelegido presidente de la Región de Murcia, sigue siendo complicado y tortuoso, y en el primer debate de investidura, que finalizó el martes en el Parlamento regional, no consiguió la mayoría global que necesitaba debido al voto en contra de los 4 diputados que representaban al grupo de la derecha radical.

Este contratiempo no fue inesperado, ya que para conseguir el apoyo de al menos 23 de los 45 miembros del parlamento regional, el Sr. López Miras necesitaría el apoyo no sólo de los 15 miembros de su propio partido y de los 6 que representan a Ciudadanos, sino también de los 4 miembros de Vox. Con Ciudadanos negándose firmemente a permitirle a Vox cualquier representación en un gobierno de coalición propuesto, el conflicto se había pronosticado ampliamente que terminaría con el fracaso del primer intento de la Hna. López de regresar al gobierno el martes, y eso es precisamente lo que sucedió.

El siguiente paso es una segunda votación de investidura que se celebrará el jueves 4 de julio a las 19.30 horas, y el resultado de este procedimiento está en juego. En la segunda votación lo único que necesita Fernando López Miras es una mayoría simple -los partidarios superan en número a los contrarios- y, por lo tanto, mientras tanto, dedicará sus esfuerzos a conseguir al menos la abstención de los diputados Vox, lo que le permitiría derrotar a la alianza de izquierdas del PSOE (que obtuvo 17 escaños en las elecciones regionales del 26 de mayo, más que ningún otro partido) y de Podemos (2).

En público está presionando a Vox para que no deje la puerta abierta para que el PSOE intente formar un gobierno de izquierdas, pero si su estrategia no tiene éxito la situación sería de incertidumbre, siendo una de las posibilidades una repetición de las elecciones.

Dejar una respuesta