Los visitantes británicos lograron gastar 51,5 millones de euros en la Región de Murcia durante los tres primeros meses del año, el 28,7% del total gastado por los extranjeros

Los visitantes británicos lograron gastar 51,5 millones de euros en la Región de Murcia durante los tres primeros meses del año, el 28,7% del total gastado por los extranjeros

¿Fatiga Brexit? ¿Falta de vuelos a Corvera? ¿Por qué hay visitantes británicos en la Costa Cálida esta primavera?

A principios de semana se informó de que las autoridades turísticas de Murcia están haciendo un esfuerzo para contrarrestar cualquier efecto negativo de Brexit en el sector de la Costa Cálida y continúan trabajando con potenciales touroperadores, blogueros y empresas influyentes en el sector de los viajes para conseguir más negocios en el Reino Unido, pero al mismo tiempo el resumen estadístico de los tres primeros meses de este año sugiere que, por una u otra razón, este invierno y esta primavera se han visto menos visitantes procedentes del Reino Unido, y es difícil saber exactamente por qué puede ser así.

Según los datos publicados esta semana por el Gobierno regional, el 37 por ciento de todos los visitantes extranjeros que llegaron a Murcia en el primer trimestre de este año procedían del Reino Unido, alcanzando la cifra de 60.620, pero al mismo tiempo este total es hasta un 9,6 por ciento inferior al de la misma fecha del año pasado, y entre los factores que contribuyen a ello hay varias razones posibles:

El efecto Pascua: en 2018 la Pascua cae a finales de marzo. Como resultado, las vacaciones escolares británicas fueron mucho más tempranas que en 2019 y, por supuesto, muchas familias sólo pueden viajar al extranjero fuera del período escolar.

Brexit: por supuesto, la continua incertidumbre sobre Brexit sigue presente, pero de todos modos es difícil ver cómo esto podría haber hecho una diferencia entre principios de 2018 y principios de 2019. El valor de la libra frente al euro fue en realidad ligeramente superior entre enero y marzo que en el mismo período del año pasado, dando a los visitantes británicos un poder adquisitivo marginalmente mayor, y en los doce meses intermedios los gobiernos de Londres y Madrid han asegurado que los derechos básicos de los visitantes de un país a otro no se verán afectados ni siquiera en el caso de un «Brexit duro».

Es cierto que en el primer trimestre del año se ha producido un ligero descenso en el número de visitantes británicos al conjunto de España, pero el descenso ha sido de sólo el 1,6 por ciento, y no parece haber ninguna razón obvia para que el efecto sea más exagerado en el caso de la Costa Cálida.

Mientras el Reino Unido sigue cayendo bajo los efectos de la «fatiga de Brexit», unas vacaciones al sol podrían ser la razón perfecta para alejarse de las disputas y tener una escapada.

Otra indicación de que Brexit no está afectando realmente a la popularidad de España entre los británicos es que los datos publicados esta semana por los notarios españoles muestran que después de la caída en la compra de propiedades en este país por parte de ciudadanos británicos a principios de 2016, cuando la campaña se encendió para el referéndum de Brexit, y durante los siguientes 12 meses, las cifras de ventas están aumentando de nuevo de forma saludable.

La apertura del nuevo aeropuerto de Corvera: el 14 de enero se cerró el aeropuerto de Murcia-San Javier al tráfico civil y al día siguiente se recibieron los primeros vuelos en el Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia en Corvera, con la esperanza de que ello estimulara el crecimiento del sector turístico de la Costa Cálida y de la economía en su conjunto.

¿Fatiga Brexit? ¿Falta de vuelos a Corvera? ¿Por qué hay visitantes británicos en la Costa Cálida esta primavera?

A principios de semana se informó de que las autoridades turísticas de Murcia están haciendo un esfuerzo para contrarrestar cualquier efecto negativo de Brexit en el sector de la Costa Cálida y continúan trabajando con potenciales touroperadores, blogueros y empresas influyentes en el sector de los viajes para conseguir más negocios en el Reino Unido, pero al mismo tiempo el resumen estadístico de los tres primeros meses de este año sugiere que, por una u otra razón, este invierno y esta primavera se han visto menos visitantes procedentes del Reino Unido, y es difícil saber exactamente por qué puede ser así.

Según los datos publicados esta semana por el Gobierno regional, el 37 por ciento de todos los visitantes extranjeros que llegaron a Murcia en el primer trimestre de este año procedían del Reino Unido, alcanzando la cifra de 60.620, pero al mismo tiempo este total es hasta un 9,6 por ciento inferior al de la misma fecha del año pasado, y entre los factores que contribuyen a ello hay varias razones posibles:

El efecto Pascua: en 2018 la Pascua cae a finales de marzo. Como resultado, las vacaciones escolares británicas fueron mucho más tempranas que en 2019 y, por supuesto, muchas familias sólo pueden viajar al extranjero fuera del período escolar.

Brexit: por supuesto, la continua incertidumbre sobre Brexit sigue presente, pero de todos modos es difícil ver cómo esto podría haber hecho una diferencia entre principios de 2018 y principios de 2019. El valor de la libra frente al euro fue en realidad ligeramente superior entre enero y marzo que en el mismo período del año pasado, dando a los visitantes británicos un poder adquisitivo marginalmente mayor, y en los doce meses intermedios los gobiernos de Londres y Madrid han asegurado que los derechos básicos de los visitantes de un país a otro no se verán afectados ni siquiera en el caso de un «Brexit duro».

Es cierto que en el primer trimestre del año se ha producido un ligero descenso en el número de visitantes británicos al conjunto de España, pero el descenso ha sido de sólo el 1,6 por ciento, y no parece haber ninguna razón obvia para que el efecto sea más exagerado en el caso de la Costa Cálida.

Mientras el Reino Unido sigue cayendo bajo los efectos de la «fatiga de Brexit», unas vacaciones al sol podrían ser la razón perfecta para alejarse de las disputas y tener una escapada.

Otra indicación de que Brexit no está afectando realmente a la popularidad de España entre los británicos es que los datos publicados esta semana por los notarios españoles muestran que después de la caída en la compra de propiedades en este país por parte de ciudadanos británicos a principios de 2016, cuando la campaña se encendió para el referéndum de Brexit, y durante los siguientes 12 meses, las cifras de ventas están aumentando de nuevo de forma saludable.

La apertura del nuevo aeropuerto de Corvera: el 14 de enero se cerró el aeropuerto de Murcia-San Javier al tráfico civil y al día siguiente se recibieron los primeros vuelos en el Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia en Corvera, con la esperanza de que ello estimulara el crecimiento del sector turístico de la Costa Cálida y de la economía en su conjunto.

Sin embargo, cuatro meses después parece que no ha sido así de inmediato. Los datos de abril muestran que durante el mes hubo un 15% menos de pasajeros en Corvera que en San Javier en el mismo mes del año pasado, y el número de vuelos bajó de 961 en abril de 2018 a 791 en abril de 2019. Y esto a pesar de que la Semana Santa cae en abril de este año, y está claro que por el momento hay menos servicios en el nuevo aeropuerto que en el antiguo.

Además, sigue siendo cierto que no todos los vuelos hacia y desde Corvera son atractivos. Para los viajeros que por una u otra razón prefieren volar desde el aeropuerto London-Southend, por ejemplo, la perspectiva de llegar a la sala de salidas a las 4.30 de la madrugada no es necesariamente atractiva (y no hay trenes que vayan a la terminal a esa hora de la mañana), por lo que muchos elegirán un vuelo a Alicante-Elche en su lugar.

Como consecuencia de estos factores (y sin duda de otros), en los tres primeros meses de 2019 el número total de pasajeros en Corvera (y en San Javier durante la primera quincena del año) fue un 5,5 por ciento menor que en el mismo período de 2018, y a finales de abril ese déficit se había ampliado al 9 por ciento.

Pero una mirada más profunda a estas estadísticas sugiere que tal vez el cambio de aeropuerto no está teniendo un efecto negativo en el número de visitantes del Reino Unido. Gran parte del déficit puede explicarse por la falta de vuelos hacia y desde los Países Bajos y Alemania este invierno y, de hecho, en el período comprendido entre el 1 de enero y el 31 de marzo, el número de personas en los vuelos entre Corvera y el Reino Unido fue ligeramente superior al de 2018.

El efecto de esto fue que el dominio de los destinos del Reino Unido en las tablas de llegadas y salidas de Corvera ha sido aún mayor que en San Javier, y el mes pasado hasta 94,1 puntos porcentuales.

Sin embargo, cuatro meses después parece que no ha sido así de inmediato. Los datos de abril muestran que durante el mes hubo un 15% menos de pasajeros en Corvera que en San Javier en el mismo mes del año pasado, y el número de vuelos bajó de 961 en abril de 2018 a 791 en abril de 2019. Y esto a pesar de que la Semana Santa cae en abril de este año, y está claro que por el momento hay menos servicios en el nuevo aeropuerto que en el antiguo.

Además, sigue siendo cierto que no todos los vuelos hacia y desde Corvera son atractivos. Para los viajeros que por una u otra razón prefieren volar desde el aeropuerto London-Southend, por ejemplo, la perspectiva de llegar a la sala de salidas a las 4.30 de la madrugada no es necesariamente atractiva (y no hay trenes que vayan a la terminal a esa hora de la mañana), por lo que muchos elegirán un vuelo a Alicante-Elche en su lugar.

Como consecuencia de estos factores (y sin duda de otros), en los tres primeros meses de 2019 el número total de pasajeros en Corvera (y en San Javier durante la primera quincena del año) fue un 5,5 por ciento menor que en el mismo período de 2018, y a finales de abril ese déficit se había ampliado al 9 por ciento.

Pero una mirada más profunda a estas estadísticas sugiere que tal vez el cambio de aeropuerto no está teniendo un efecto negativo en el número de visitantes del Reino Unido. Gran parte del déficit puede explicarse por la falta de vuelos hacia y desde los Países Bajos y Alemania este invierno y, de hecho, en el período comprendido entre el 1 de enero y el 31 de marzo, el número de personas en los vuelos entre Corvera y el Reino Unido fue ligeramente superior al de 2018.

El efecto de esto fue que el predominio de los destinos del Reino Unido en las tablas de llegadas y salidas de Corvera ha sido aún mayor que en San Javier, y el mes pasado hasta un 94,1 por ciento de todos los pasajeros viajaban en vuelos hacia y desde el Reino Unido e Irlanda.

¿Están mintiendo las estadísticas? No hay ninguna razón concebible para que la unidad central de estadística del gobierno español produzca deliberadamente datos engañosos sobre este tema, pero el número de visitantes es muy difícil de medir con precisión.

Una forma de recoger datos, por supuesto, es recogerlos de establecimientos de alojamiento turístico como hoteles, campings y propiedades de alquiler turístico, pero en Murcia es menos eficiente que en algunas zonas, ya que un gran número de personas visitan sus propias casas de vacaciones o las de sus amigos y familiares.

Además, como bien saben el gobierno regional y el recaudador, muchos alquileres no están declarados oficialmente!

Otro instrumento de medición es utilizar los datos de la lista de pasajeros de las compañías aéreas y los aeropuertos, pero tampoco es totalmente fiable. El titular de un pasaporte del Reino Unido en un vuelo con destino a España podría ser fácilmente un residente español que regresa a su país tras un breve viaje al extranjero, en lugar de un visitante y, por supuesto, en las estadísticas aeroportuarias mencionadas anteriormente, una proporción significativa de los pasajeros son residentes de Murcia que visitan el Reino Unido.

Del mismo modo, ¿cómo es posible que un visitante sea incluido con exactitud en las cifras de la Región de Murcia si vuela a Alicante-Elche, es recogido por un amigo y luego viaja a su propia casa de vacaciones? Los estadísticos entrevistan a una muestra de pasajeros, pero el tamaño de la muestra es pequeño y hay tantos escenarios posibles que es difícil ver cómo se pueden cubrir todos ellos.

En el mismo orden de ideas, en el caso de los que optan por tomar un transbordador a Santander y luego conducir hacia el sur a través de España (o incluso un transbordador a través del Canal de la Mancha seguido de un viaje a través de Francia), resulta de nuevo difícil ver cómo pueden ser incluidos con precisión en los datos finales.

A pesar de que estas cifras arrojan datos confusos, otras cifras turísticas pintan una imagen diferente; las cifras publicadas hoy miércoles en relación con el Museo del Teatro Romano, la atracción turística más visitada de Cartagena, muestran que el número de visitantes ha aumentado un 6% este año y que el 42% de todos los visitantes extranjeros a las principales atracciones turísticas de la ciudad proceden del Reino Unido. Un dato interesante a destacar es que sólo el 2,8% de los visitantes del teatro procedían de la Región de Murcia, el 54% de los cuales procedían de Madrid…….

Todo esto no quiere decir que las cifras sean erróneas, sino simplemente que hay motivos para tomarlas con una pizca de sal. Es muy posible que haya un descenso en el número de visitantes que llegan a la Costa Cálida desde el Reino Unido, y será interesante seguir las cifras que se producen durante el verano, con la esperanza de que la nueva instalación aeroportuaria aumente el número de rutas disponibles para los viajeros y para aquellos que esperan volar desde y hacia la Costa Cálida.

Dejar una respuesta