El Tribunal Superior de Justicia de Murcia confirma una multa de 120.000 euros impuesta inicialmente en 2010

Cuando Aeromur, la empresa que originalmente adjudicó el contrato de construcción y gestión del actual Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia en Corvera, entró oficialmente en liquidación en abril de este año, se suponía que sería el final de una saga de disputas con el Gobierno regional que se había prolongado durante más de una década, pero todavía hay numerosos casos judiciales abiertos y el consorcio sigue sin tener éxito en sus batallas legales, incurriendo en nuevas deudas que no puede pagar al hacerlo.

El último golpe a los miembros del consorcio liderado por el gigante de la construcción Sacyr la semana pasada, cuando el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia desestimó un recurso de Aeromur contra una multa impuesta a la empresa por retrasos en el suministro de la financiación necesaria para las obras de construcción. La multa se remonta a abril de 2010 y asciende a 120.000 euros, y la decisión ya recibió respaldo judicial en 2015, cuando se decretó un embargo de 14.400 euros sobre los activos de Aeromur.

Hace ya casi seis años que el contrato de gestión de Aeromur en Corvera fue rescindido por el Gobierno de la Región de Murcia, pero la serie de disputas judiciales que han surgido parece casi interminable.

La compañía entró oficialmente en liquidación en abril, pero incluso después de eso, los tribunales decidieron que la cantidad que debía al gobierno regional debía incrementarse en otros 1,7 millones de euros en concepto de intereses, que se sumarían a la deuda original de 182,6 millones de euros. Esto se debe a que el Gobierno regional sufrió un perjuicio financiero como consecuencia de no recibir el importe principal, al tener que pagar él mismo los intereses del préstamo al que se refiere el importe.

Dejar una respuesta