El último aumento de valor de la propiedad en Murcia es el más fuerte desde 2008

El viernes por la mañana se dieron a conocer las últimas cifras del Gobierno sobre el precio de mercado de la vivienda en España, destacando el carácter escalonado de la recuperación que se inició hace unos años, aunque antes en algunas de las 17 regiones de España que en otras.

En el conjunto del país, los resultados del segundo trimestre de 2019 muestran un aumento general interanual del 5,3 por ciento, en cierto modo un resultado saludable, pero al mismo tiempo el aumento menos significativo registrado desde el último trimestre de 2016. Esto puede sugerir que el efecto de rebote se está agotando a medida que los precios de mercado alcanzan una meseta, pero un análisis por región muestra que éste es principalmente el caso en las partes del país donde el rebote comenzó más temprano.

Así, en la región de Madrid el incremento es del 6,5 por ciento (frente al 9,7 por ciento del trimestre anterior), y se observan ralentizaciones similares en Cataluña (5,2 por ciento frente al 7,6 por ciento de hace un mes) y Baleares (5,3 por ciento frente al 7,3 por ciento).

Por otro lado, Murcia es una de las regiones en las que el aumento del precio medio de la vivienda está ganando impulso en lugar de perderlo, y la última subida interanual del 5,5 por ciento es la más pronunciada desde el final de los años de auge en el primer trimestre de 2008, ¡hace más de una década!

Mientras tanto, para poner estas cifras en perspectiva, vale la pena recordar que en 2012 y 2013 los índices tanto de Murcia como de España en su conjunto cayeron a un ritmo del 16 por ciento.

De los resultados del segundo trimestre de este año se pueden extraer conclusiones similares, que muestran que durante los segundos tres meses de este año el precio medio de la vivienda en la Costa Cálida aumentó un 2,1 por ciento. Este aumento sólo se superó en Castilla y León y Asturias, mientras que tanto en Madrid como en Baleares se produjo un movimiento alcista inferior al 1 por ciento.

A primera vista, todo esto parece confirmar la opinión de que, si bien la media nacional global muestra que puede estar comenzando un período de estancamiento en el precio de los inmuebles residenciales, a nivel regional la situación es bastante más dinámica. Regiones como Murcia tienen algo de terreno que compensar a otras como Madrid y Baleares en cuanto a la cancelación de la pérdida de valor de la vivienda que siguió a la crisis de 2008, y las cifras parecen indicar que esto es precisamente lo que está ocurriendo ahora en el mercado inmobiliario español.

Dejar una respuesta