Un capitán de la Guardia Civil que colaboraba con narcotraficantes en el Estrecho de Gibraltar y sus alrededores será encarcelado a la espera de juicio por orden de los tribunales de Andalucía.

Se ha dictado una orden de confidencialidad sobre el proceso en el tribunal, mientras que el agente de la Guardia se enfrenta a cargos tras su detención el miércoles, cuando pasó la noche en una celda de la Guardia en Algeciras, en el mismo edificio en el que está empleado. El jueves su oficina y su casa cerca de Tarifa fueron registradas después de que se descubriera que el oficial tenía conexiones con algunas de las redes de narcotráfico más importantes del Campo de Gibraltar, y ahora se están llevando a cabo investigaciones sobre la indemnización que recibió por la información que proporcionó a los contrabandistas.

Mientras tanto, los antiguos colegas del detenido -se supone que es culpable y que ya no formará parte de la Guardia Civil- han quedado aturdidos por la detención. Con frecuencia son víctimas de ataques violentos por parte de los contrabandistas y algunos incluso han perdido la vida en la lucha contra los delitos relacionados con las drogas, y esta detención se está tomando como una demostración del alcance de las organizaciones delictivas que operan en la provincia de Cádiz y en el Campo de Gibraltar.

Dejar una respuesta