El barquero rompió la red anti-medusas cerca de Playa Veneziola el domingo.

Un desagradable incidente en la playa de La Manga del Mar Menor el domingo por la mañana terminó con un socorrista que necesitaba tratamiento médico después de que un marinero le diera un puñetazo en la cara, molesto porque la víctima le había advertido que no navegara hacia la zona reservada a los bañistas.

Se informa de que la embarcación ocupada por el agresor había roto la red anti-medusas en el Mar Menor, cerca de la playa de Veneziola, cuando el joven socorrista hizo sonar su silbato para llamar la atención sobre las faltas del capitán.

A pesar de ello, el barco continuó su camino, molestando a los bañistas, momento en el que el socorrista tomó fotos con la intención de denunciar la infracción.

Fue en ese momento cuando el marinero perdió la temperatura y atacó al socorrista, cuyo acompañante pidió ayuda: una ambulancia estacionada en las cercanías se dirigió rápidamente al lugar y agentes de la Policía Local llegaron para identificar al atacante y a otro hombre que lo acompañaba.

La víctima requirió puntos de sutura para un corte en una de sus cejas, pero fue enviada a casa para recuperarse en lugar de ser llevada al hospital.

Dejar una respuesta