La especie vuelve a la Costa Cálida tras su aparición la pasada primavera en el litoral mediterráneo

Un habitante de La Manga del Mar Menor informa haber visto a tres hombres de guerra portugueses en las playas en los últimos días, avistamientos que indican un retorno de la especie a la Costa Cálida aproximadamente en la misma época del año en que apareció en 2017.

Se dice que las criaturas fueron encontradas en la costa mediterránea de La Manga, aproximadamente en el kilómetro 8, cerca de la urbanización «Hawai 5», y si bien hay tres, no es de extrañar, ya que los animales son transportados por los mares y océanos del mundo en grupos.

Aquí en la Región de Murcia la Physalia physalis es un visitante infrecuente y sólo se ve ocasionalmente a lo largo de nuestra costa, pero el año pasado se avistaron ejemplares en varias playas de Calblanque, Águilas y San Pedro del Pinatar, entre otras, en el periodo comprendido entre abril y junio, a diferencia de otras zonas del mundo como Australia, donde se pueden encontrar en gran número.

Los tentáculos de la especie -que no es, por cierto, una verdadera medusa- pueden alcanzar más de 30 metros de longitud, lo que provoca una picadura muy dolorosa. Aproximadamente 50.000 personas al año pueden dar fe de ello, alrededor de la mitad de ellas necesitan tratamiento hospitalario, pero es importante recordar que sólo se han registrado cuatro muertes en los últimos 110 años.

No obstante, se recomienda que los bañistas tengan mucho cuidado mientras dure el episodio actual, sobre todo porque los tentáculos pueden desprenderse de la característica carroza púrpura del hombre de guerra portugués.

Qué hacer si es picado por un hombre de guerra portugués

Aparte del dolor, la picadura del hombre de guerra portugués puede causar parálisis temporal parcial, vómitos, fiebre y náuseas, y es bueno estar al tanto de los mejores pasos iniciales que hay que dar en caso de ser picado.

Primero, quítese los restos de tentáculos que aún estén sobre la piel, usando guantes u otro tipo de protección, y luego aplique agua salada. El agua caliente también puede ayudar a aliviar el dolor, pero el vinagre, que es eficaz en otras picaduras de medusas, debe evitarse a menos que haya sido posible limpiar a fondo la zona afectada.

Si es posible, evite rascarse y exponerse a la luz directa del sol, y si el dolor y la incomodidad persisten, busque atención médica profesional: los tratamientos más comunes son las cremas corticoides y los antihistamínicos.

Además, tenga en cuenta que la Consejería de Medio Ambiente de la Región de Murcia está obligada por ley a eliminar cualquier organismo marino muerto como este que se lave en la orilla, por lo que si detecta a uno de estos visitantes no deseados, asegúrese de informar a las autoridades: como primer paso, informe a los servicios de emergencia llamando al 112.

Para más noticias locales, eventos y otra información, visite la sección La Manga del Mar Menor de Murcia Today.

Dejar una respuesta