Comer un huevo al día puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, sugiere un estudio de más de 400,000 adultos en China.

Las personas que comen huevos diariamente tenían un riesgo 18% menor de morir de enfermedad cardiovascular, que se manifiesta en ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares, en comparación con los adultos que evitaban los huevos, según la investigación publicada el lunes en la revista Heart.
Comúnmente llamada enfermedad cardíaca, la enfermedad cardiovascular incluye insuficiencia cardíaca, arritmias y problemas de las válvulas cardíacas, además de accidentes cerebrovasculares y ataques. El aumento de la presión arterial, el exceso de peso o la obesidad y el aumento de la glucemia contribuyen al riesgo de enfermedades cardiovasculares, que se desencadena por una dieta poco saludable, la inactividad física, el tabaquismo y el consumo nocivo de alcohol.


Fuente de nutrición polémica


En el pasado, los médicos a veces advertían a los pacientes que evitaran comer demasiados huevos.
Aunque los huevos contienen proteínas de alta calidad y otros componentes nutricionales positivos, también tienen altas cantidades de colesterol, lo que se pensó podría ser perjudicial, explicó Canqing Yu, coautor del estudio y profesor asociado de la Facultad de salud pública de la Universidad de Pekín en Pekín.

Sin embargo, “los estudios existentes sobre la asociación entre el huevo y las enfermedades cardiovasculares son controvertidos debido al pequeño tamaño de la muestra y a la información limitada”, escribió Yu en un correo electrónico. Estudios anteriores han aportado una evidencia limitada de la población china, “que tiene grandes diferencias en los hábitos alimenticios, las conductas de estilo de vida y los patrones de enfermedades”, apuntó Yu.
Estas son algunas de las razones por las que él y sus colegas decidieron investigar la relación entre comer huevos y las enfermedades cardiovasculares.


Para empezar, utilizaron la información de un estudio en curso sobre medio millón de adultos que viven en 10 regiones de China. Se concentraron en 416,213 participantes que nunca habían sido diagnosticados con cáncer, enfermedades cardiovasculares o diabetes.
Poco más del 13% de estos adultos, con edades comprendidas entre los 30 y los 79 años, dijeron que comían alrededor de un huevo al día, mientras que poco más del 9% informaron que nunca o muy rara vez disfrutaban de un huevo. Casi todos los participantes comieron pollo, no pato, huevos, anotó Yu.


Durante casi nueve años, el equipo de investigación dio seguimiento a este grupo selecto. Se centraron en eventos coronarios importantes, como ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares, incluidos los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos, cuando un vaso sanguíneo estalla en el cerebro debido, por lo general, a la hipertensión incontrolada, y los accidentes cerebrovasculares isquémicos, cuando un vaso sanguíneo que se alimenta del cerebro se bloquea, por lo general por un coágulo de sangre.
“Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en China, que representa la mitad de la mortalidad total”, dijo Yu. “El derrame cerebral, incluyendo el hemorrágico e isquémico, es la primera causa de muerte prematura, seguida por la enfermedad cardíaca isquémica.”


Durante el seguimiento, 9,985 personas murieron de enfermedad cardiovascular, y otros 5,103 eventos coronarios mayores ocurrieron. Cerca de 84,000 participantes fueron diagnosticados con enfermedad cardiaca en este periodo de tiempo.
Analizando los datos, los investigadores encontraron que comer acerca de un huevo al día se relacionaba con un menor riesgo de enfermedad cardiaca en comparación con no comer huevos.

De hecho, los participantes que comieron hasta un huevo al día tuvieron un riesgo 26% menor de apoplejía hemorrágica, que es más común en China que en los Estados Unidos u otros países de altos ingresos. Además, las personas que comen huevos tenían un riesgo 28% menor de morir por este tipo de accidente cerebrovascular.


Finalmente, las personas que comen huevos también disfrutaron de una reducción del 12% en el riesgo de enfermedad cardiaca isquémica, que se diagnostica en aquellas que muestran los primeros signos de un flujo sanguíneo bloqueado al cerebro.
Con base en los resultados, apuntó Yu, comer huevos con moderación, menos de uno al día, se relaciona con una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares, sobre todo de accidente cerebrovascular hemorrágico. Más aún, la nueva investigación es “con mucho el proyecto más poderoso para detectar tal efecto”, dijo.
Por otro lado, el equipo de investigación recolectó sólo “información cruda” sobre el consumo de huevos de los participantes, lo que les impidió estimar los efectos de manera “más precisa”, señaló Yu. “Debemos[también] ser cautelosos al interpretar nuestros resultados en un contexto de características dietéticas y de estilo de vida diferentes a las de China”.
Parte de una dieta saludable


Caroline Richard, profesora asistente de ciencias ambientales y de la vida agrícola de la Universidad de Alberta en Edmonton, dijo que el nuevo estudio es simplemente observacional y por lo tanto no puede mostrar una causa y efecto directo entre comer huevos y el riesgo de enfermedad cardiaca.
“Al decir eso, este es un estudio muy grande, y eso en sí mismo es una fortaleza, y los investigadores han hecho el mejor trabajo posible para controlar otros factores”, señaló Richard, que no participó en la investigación.
Su propia revisión sistemática de los estudios mostró que cuando a los participantes se les proporcionan entre seis y 12 huevos a la semana, no se produce ningún cambio en los principales factores de riesgo cardiovascular, incluyendo tasas más altas de azúcar en sangre, inflamación y colesterol.


“Varios estudios de nuestra revisión observaron un efecto positivo del consumo de huevos sobre el colesterol HDL”, o colesterol “bueno”, agregó.
El nuevo estudio, por tanto, “transmite un mensaje similar” de que “el consumo de huevos no aumenta el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular”, dijo Richard.
Algunos estudios han sugerido que consumir huevos aumenta el riesgo de diabetes, dijo.
“Sin embargo, en este estudio no evaluaron el riesgo de desarrollar diabetes, lo que podría deberse a que la diabetes es una enfermedad más reciente en la población china y no hay buena documentación sobre quién la tiene”, aseguró Richard. Aún así, señaló, “estos datos serán muy importantes para ayudar a desarrollar directrices de prevención dietética en China”.

Las enfermedades cardiovasculares, que cobran la vida de 17,7 millones de personas cada año, son la principal causa de muerte y discapacidad en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Las enfermedades cardiovasculares causan casi un tercio – 31% – de todas las muertes mundiales cada año.
“En general, yo diría que consumir huevo como parte de una dieta saludable no aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular, y ahora tenemos otro estudio cuidadosamente realizado para respaldar eso”, aseguró Richard.

Dejar una respuesta