El periódico gallego El Faro de Vigo informa de que un taxista que trabaja para Elite Taxis en la ciudad gallega de Vigo y que decidió luchar contra la llegada de las altas temperaturas estivales llevando falda al trabajo ha sido denunciado por una empresa competidora aduciendo que su vestimenta no era la adecuada para ofrecer sus servicios a los ciudadanos.

El conductor en cuestión adoptó su inusual elección de moda en respuesta a las nuevas regulaciones que fueron introducidas por el Ayuntamiento el año pasado como parte de los esfuerzos para modernizar los taxis oficiales y hacerlos más atractivos frente a la competencia de empresas como Cabify y Uber. Entre estas nuevas medidas figuraba la introducción de un código de vestimenta en el que se consideraban inadecuados los pantalones cortos, las sandalias, las camisetas sin mangas y los chándales.

Sin embargo, no se mencionaron las faldas, por lo que este conductor detectó una laguna en el reglamento y se puso una falda blanca, pero no demasiado reveladora, ya que las temperaturas se dispararon hasta los 30 grados la semana pasada en el sur de Galicia. Sin embargo, la estratagema puede resultar contraproducente si el ayuntamiento lo considera adecuado para multarle por su audacia e ingenio.

Dejar una respuesta