En mitad de su sueño, él se imagina una fantasía: una es rubia, de voluptuosas formas, sensuales senos y nalgas desbordantes. Es lujuriosa la morena, con pechos que incitan a la lujuria.

Las torneadas y largas piernas culminan en unas caderas capaces de estremecer. Pero estos cuerpos, tan distintos entre sí, no llegan a ser obstáculo para que la rubia se entregue a los brazos ansiosos de la morena, acariciándose mutuamente y dándose el placer erótico y sensual que solo una mujer puede compartir con otra.

La mejor compañía con una sensacional mujer

Esta fantasía y cualquier otra que enerve la imaginación, es posible realizarla con las Escorts Madrid, que ofrecen la plena seguridad de no defraudar al más exigente. Estas sensacionales mujeres pelirrojas, rubias o morenas logran superar la belleza y desempeño que alguien ha imaginado en sus más imposibles fantasías.

Son mujeres cuyas edades oscilan entre los 18 y los 35 años, distinguidas y elegantes, no son street walkers o callejeras, porque jamás es posible encontrarlas buscando un cliente en una acera.

Capacitadas y creativas

Sus actitudes son muy creativas y con una imaginación desbordante en todo lo que se refiere a la sexualidad y todas sus vertientes. Esta cualidad les  permite prestar un servicio de altísimo nivel en la capital madrileña, en cualquier otra ciudad de la península o del país donde la soliciten.

Están capacitadas para hacer reaccionar a aquellos que no son capaces de mantener una erección, esto sucede sobre todo, a los que detestan los preservativos, ofreciendo un trabajo manual eficiente. Suelen desenvolverse con total corrección con los profesionales y ejecutivos, a los que atienden en las mínimas exigencias que harían palidecer a una geisha.

La discreción y confidencialidad las identifican

Pueden ser la mejor compañía en una reunión, una fiesta o una salida a un restaurante o a otra ciudad. Algunas son políglotas hablan dos idiomas y saben comportarse a la perfección en cualquier evento social. Su presencia e imagen son excelentes y algunas ostentan un alto nivel de estudios.

Algunos clientes de elevada posición económica o social, pueden solicitar una cita previa, para poder evaluar el nivel de inteligencia, la educación y su habilidad para simular y pasar como una amiga o acompañante, al igual que tiene la posibilidad de juzgar su apariencia, que con toda seguridad siempre será deslumbrante e impecable.

Unas de estas chicas son estudiantes, otras modelos o azafatas que trabajan como escorts, para satisfacer todos los requerimientos y fantasías. Complacen los deseos en la intimidad de un piso, una habitación de hotel, o donde la necesidad la requiera.

Amplia gama de servicios ofrecidos

Se especializan en complacer cualquier fantasía y las más rebuscadas exigencias masculinas o femeninas. Su oferta de servicios incluye, según cada mujer y previo acuerdo: sexo oral, sexo anal, parejas, tríos, lesbianismo, bondage y sadomasoquismo. El cliente siempre debe ser específico con la clase de chica que desea y para qué la desea.

Todo un fin de semana, una hora o una noche de locura, pueden estar disponibles. Ofrecen masajes tántricos que incluyen todo el cuerpo: cara, piernas, espalda, glúteos y por supuesto las zonas íntimas.

Masajes y juegos eróticos

O masajes eróticos, que pueden concluir según la preferencia, una relajación manual, una relación sexual o un francés. Un striptease privado o una danza oriental cargada de sensualidad es otra de sus prestaciones, que son realizadas con creatividad y erotismo para complacer a los que gustan de la música o el arte.

Los juegos eróticos para un caballero que ama la diversión son otro de los servicios que ofrecen. Pueden contratarse para animar fiestas o despedidas de soltero, donde se prueban cosas nuevas y en muchas ocasiones sensualmente divertidas.

Dos mujeres de lujo son mejores que una

Algunos aseguran, que dos mujeres son mejor que una y para soltarse a esta experiencia, gestionan un encuentro privado con dos escorts, previa selección de las chicas que el cliente desea. Es una de las fantasías más usuales entre los caballeros exigentes, que exigen una total confidencialidad y la máxima atención, cuidando los más mínimos detalles. La salud e higiene corporal son características que las identifican y le otorgan una garantía que excluye cualquier clase de inconveniente.

Dejar una respuesta