Tan descontentos con el gobierno local y el Ayuntamiento están los vecinos de los pueblos y aldeas de Benizar, Otos, Mazuza y Casa Requena, en el municipio de Moratalla, que el llamamiento a boicotear las elecciones municipales del domingo obtuvo un apoyo casi total, con sólo 18 de los posibles 760 votos emitidos.

Con una tasa de participación de sólo el 2,36 por ciento, esto podría considerarse un indicio de una falta extrema de interés por la política y la actualidad local, pero en realidad no es así: más bien refleja una determinación de rechazar lo que los residentes consideran como la negligencia mostrada a sus aldeas por el Ayuntamiento en los últimos años. El portavoz de los vecinos, Sergio Sánchez, informa que la mayoría de ellos prefirió pasar el día caminando por el campo, tomando unas cervezas o simplemente descansando después del trabajo de la semana, en lugar de votar por partidos que están convencidos de que harán poco o nada para mejorar las condiciones y los servicios en las zonas rurales.

La queja más frecuente en Benizar se refiere al estado de la carretera que conduce al pueblo, que a menudo se inunda y está llena de baches. Esto hace que sea muy difícil llegar a destinos importantes como el hospital más cercano, que se encuentra a 50 kilómetros por carretera en Caravaca de la Cruz, un trayecto para el que las ambulancias requieren hora y media.

Curiosamente, si todos ellos hubieran accedido a apoyar una candidatura en las elecciones, los residentes de estos pueblos podrían haber tenido un impacto significativo en los resultados de la votación del domingo en Moratalla. El PSOE obtuvo la mayoría de los escaños en el consejo (6) con 1.719 votos, mientras que el PP estaba sólo 225 votos por detrás, ganando 5 escaños, el equilibrio de poder está en manos del grupo local IU-Verdes con 2 escaños y 657 votos.

Dejar una respuesta