El carácter estacional del sector turístico español es casi siempre responsable de una fuerte caída del número de personas desempleadas en este país en primavera y principios de verano, y las cifras del mes pasado, publicadas el martes por la mañana por el Ministerio de Trabajo, muestran que la tendencia fue aún más marcada que en los últimos años en 2019.

Una disminución de 54.075 (2,66%) durante el mes de mayo dejó el total en 3.079.491, manteniendo la tendencia general a la baja hasta el punto de que la cifra total se sitúa ahora en 5.31% (o 172.000) menos que hace un año: después de seis años de continuas disminuciones, esta cifra es mucho más de 2,5 millones menos que el máximo alcanzado en febrero de 2013, y ahora parece aún más posible que la cifra pueda caer por debajo de los 3 millones en el punto álgido del verano por primera vez desde 2008, año en el que el total comenzó a aumentar bruscamente con la entrada en vigor de la crisis económica.

Al mismo tiempo, el número de personas con empleo superó los 19,44 millones, el nivel más alto registrado durante el mes de mayo.

Durante el mes de mayo, el total de desempleados disminuyó en las 17 regiones de España, con el mayor descenso registrado en las Baleares (-13,04 por ciento), donde el turismo desempeña un papel especialmente importante en la economía regional. Los siguientes descensos más significativos se registran en La Rioja (-6,14 por ciento) y en la Región de Murcia (-4,95 por ciento), por lo que en Murcia el último total se reduce a cinco cifras (95.525).

Sin embargo, en comparación con hace un año, las Baleares se encuentran en una situación menos favorable, y es la región con un descenso menos significativo (0,44 por ciento). El descenso más llamativo es el del 9,2 por ciento en Extremadura, mientras que en la Región de Murcia se ha producido un descenso del 5,58 por ciento.

Hay que tener en cuenta que los datos mensuales de desempleo que elabora el Ministerio de Trabajo son siempre muy inferiores a los de la Encuesta trimestral de población activa (EPA), ya que la EPA también tiene en cuenta a las personas que se encuentran en paro pero que, por una razón u otra, han optado por no registrarse como tales en las oficinas de empleo. La última EPA para el primer trimestre de 2019 informa de que había 3,3 millones de parados en España a finales de marzo, un 11,6 por ciento menos que doce meses antes y un mínimo de once años para los tres primeros meses del año, mientras que en Murcia la cifra comunicada fue de 107.400.

Dejar una respuesta